Por primera vez, se regula el SPD mediante el Real Decreto-Ley 9/2011 y en su artículo 1, punto cinco se establece que:

“En las oficinas de farmacia, los farmacéuticos, como responsables de la dispensación de medicamentos a los ciudadanos, velarán por el cumplimiento de las pautas establecidas por el médico responsable del paciente en la prescripción, y cooperarán con él en el seguimiento del tratamiento a través de los procedimientos de atención farmacéutica, contribuyendo a asegurar su eficacia y seguridad. Asimismo participarán en la realización del conjunto de actividades destinadas a la utilización racional de los medicamentos, en particular a través de la dispensación informada al paciente. Una vez dispensado el medicamento podrán facilitar sistemas personalizados de dosificación a los pacientes que lo soliciten, en orden a mejorar el cumplimiento terapéutico, en los tratamientos y con las condiciones y requisitos que establezcan las administraciones sanitarias competentes”

Con esta medida, se reconoce a los farmacéuticos como profesionales que pueden incidir en la adherencia al tratamiento farmacológico del paciente, lo que lleva implícito una mejora de la seguridad, en tanto que se facilita al usuario la toma de medicación tal como marca el prescriptor.

Enlace:  http://www.boe.es/boe/dias/2011/08/20/pdfs/BOE-A-2011-14021.pdf