Según la información publicada por el  Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña en su Blog, el Consejo y el CatSalut están definiendo un plan piloto para realizar el seguimiento de la evolución de pacientes crónicos complejos desde las farmacias.

Este tipo de pacientes cuentan con un historial de ingresos hospitalarios frecuentes, padecen diversas patologías simultáneamente y no muestran una adherencia óptima a las terapias.

Mediante este programa, los médicos de atención primaria derivarán, si lo creen necesario, al paciente a su farmacia de referencia. El papel del farmacéutico se centrará en realizar el seguimiento farmacoterapéutico para controlar que la medicación se toma adecuadamente y en la preparación de los Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD).

La prueba piloto para comprobar la viabilidad del proyecto se iniciará previsiblemente antes de finalizar 2013.